Ronda > Naturaleza

La campaña de la uva dejará este año en torno a un 5% menos de producción que en 2018

Pese a que las variedades tintas representan a día de hoy alrededor de un 80%, las variedades blancas se venden a buen ritmo, como sostiene el presidente de la Asociación de Bodegueros y Viticultores, Pedro Morales. // CharryTV

Pese a que las variedades tintas representan a día de hoy alrededor de un 80%, las variedades blancas se venden a buen ritmo, como sostiene el presidente de la Asociación de Bodegueros y Viticultores, Pedro Morales. // CharryTV

El aumento de temperaturas al final del verano y las escasas lluvias provocan un leve descenso, aunque los bodegueros se muestran satisfechos con la calidad del fruto

11 Oct 2019 - 19:15 // Charry TV Noticias

María José García

A pocos días de que concluya la vendimia, los responsables de las 24 bodegas ubicadas en Ronda y la Serranía, que conforman la Ruta del vino, se muestran satisfechos, tanto con el nivel de producción como con la calidad de las diversas variedades de uva autóctonas que se han recolectado desde mediados de agosto. 

Por lo general los bodegueros apuntan a un leve descenso de la producción con respecto al pasado año de en torno al 5%, debido a un proceso de “pacificación” o deshidratación de la uva que se ha acentuado al final del verano. 

A falta de que el Consejo Regulador remita los datos oficiales al término de la campaña de la uva, lo recogido hasta ahora ronda aproximadamente 1.350.000 kilos de uva ya almacenados y esperando a ser convertidos en vino. Dato que traducido a botellas alcanzaría 1.200.000 cuando todo el fruto se haya recogido.

“Las variedades blancas van cada año ganando algo de terreno, pero el terreno que ganan es muy poco, con lo cual sigue siendo en torno al 80% de variedades tintas, que es lo que encontramos en el mercado y en lo que somos fuertes las bodegas de Ronda, pero es cierto que ese 20% de variedades blancas se vende incluso antes que el tinto”, asegura el presidente de la Asociación de Bodegueros y Viticultores de Ronda y la Serranía, Pedro Morales.

Para lograr que la uva llegue fresca al almacén, gran parte de las bodegas optan por realizar la llamada vendimia nocturna, con jornadas intensivas de hasta 8 o 9 horas desde bien entrada la madrugada. “Permite que no haya fermentaciones no controladas, que es lo peor que nos puede pasar, ya que nosotros en los depósitos controlamos perfectamente la temperatura”, argumenta Morales.

Sobre el personal que se emplea durante la campaña, el presidente de la asociación explica: “Las cuadrillas rondan los 15 o 20 trabajadores, que ahora empiezan en la castaña, la aceituna… Están preparados. No es un trabajo excesivamente técnico pero se nota los que saben cortar y los que no. En muchas bodegas compartimos las cuadrillas, nos organizamos entre nosotros”.

Desde el sector, Morales traslada una de las principales demandas que afecta en su día a día a los bodegueros: “Necesitamos más espacio, es una reivindicación que llevamos haciendo mucho tiempo, a ver si se relanza el Plan General nuevo y nos ayudan no solo a las bodegas, sino a toda la industria agroalimentaria porque lo necesitamos”, defiende.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería