Ronda > Sociedad

Manuel Guerrero, el rondeño que descubrió a Junior Firpo

Manuel Guerrero y Junior Firpo, antes del partido que el Real Betis disputó la pasada campaña en Mendizorroza // CharryTV

Manuel Guerrero y Junior Firpo, antes del partido que el Real Betis disputó la pasada campaña en Mendizorroza // CharryTV

El hispano-dominicano, flamante fichaje del FC Barcelona, llegó al Real Betis de su mano para realizar una prueba cuando jugaba en el Atco. Benamiel

05 Aug 2019 - 20:05 // Charry TV Noticias

La llegada del lateral izquierdo Junior Firpo al FC Barcelona es uno de los fichajes más comentados del verano. El hispano-dominicano ha dejado el Real Betis Balompié, su club desde 2013, para incorporarse al campeón de Liga a cambio de 18 millones de euros, que podrían ampliarse hasta un total de 30 millones en función de determinadas variables como su posible debut en la Selección Española. 

Lo que pocos sabían hasta esta semana es que fue un rondeño, Manuel Guerrero, quien lo descubrió y reclutó para el equipo heliopolitano cuando en categoría Cadete comenzaba a destacar en el equipo de su localidad, el Atlético Benamiel, circunstancia de la que se hizo eco inicialmente RAC1, la emisora líder en Cataluña y en las últimas horas Radio MARCA o COPE en sus espacios deportivos nacionales. 

Fue en 2012 cuando Guerrero, ojeador bético en aquella época en la provincia de Málaga, se puso en contacto con los responsables de cantera del club tras seguir a Junior en varios partidos. "En uno de ellos fue rival del rondeño Curro Harillo cuando éste defendía la portería del Málaga CF", expresa.

Pocas semanas después Manuel Guerrero y Junior acudieron a la Ciudad Deportiva del equipo de las trece barras. La prueba fue satisfactoria, pero unas semanas después el jugador recibió la noticia de que no había vacantes en la residencia bética para jugadores foráneos y, con la consiguiente decepción, acabó incorporándose al Puerto Malagueño por recomendación del propio Guerrero. 

En el vestuario de uno de los principales equipos de fútbol base de nuestra provincia coincidió con Francis, que posteriormente también acabó con él en un Betis al que también llegó Loren Morón y que tenía un marcado acento malagueño. 

La progresión de Junior Firpo en Málaga le abrió de par en par, esta vez sí, las puertas del Real Betis y pronto se convirtió en uno de los referentes primero del Juvenil División de Honor y, posteriormente, del Betis Deportivo. No tardó en debutar con el primer equipo y en la temporada 2017/18 se convirtió en indiscutible con Quique Setién, siendo pieza clave en la clasificación para la Europa League y uno de los jugadores con más proyección del país. 

El técnico santanderino y José Juan Romero, ya exentrenador del filial, han sido sus dos principales padrinos en el equipo verdiblanco y artífices de los éxitos de un joven que llegó al fútbol por casualidad y que ha vivido un crecimiento meteórico en apenas dos temporadas. Buena parte de ese éxito se lo debe a todas las personas que han trabajado con él en el Real Betis. Y también a Manuel Guerrero, el rondeño que lo descubrió. 

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería