Ronda > Sociedad

“Brexit means Brexit”, también desde la Serranía de Ronda

Paul Darwent vivió la salida efectiva del Reino Unido de la Unión Europea con gran tristeza. // CharryTV

Paul Darwent vivió la salida efectiva del Reino Unido de la Unión Europea con gran tristeza. // CharryTV

Analizamos la salida de Reino Unido de la Unión Europea con los testimonios de ciudadanos británicos residentes en la comarca y rondeños que viven en aquel país

10 Feb 2020 - 19:07 // Charry TV Noticias

Videos

Brexit: ¿cómo afecta a los rondeños en UK y a los británicos de la Serranía? // CharryTV

María José García

Tras tres años de bloqueo, el viernes 31 de enero Reino Unido dejó de ser uno de los Estados Miembros de la Unión Europea con la aplicación del artículo 50 del Tratado de la Unión, en el que se dispone que cada país tiene la potestad de decidir su salida de la comunidad en función de sus requisitos constitucionales. Un caso único y sin embargo para muchos la crónica de una muerte anunciada. 

“La campaña fue muy estresante para mí porque veía mucha mentira, también en la prensa británica, a favor del Brexit”, son las palabras de Charlotte Wilmot, inglesa residente en España desde hace 18 años. Es por ello que cuando se organizó el referéndum para interpelar a los ciudadanos británicos sobre si preferían permanecer o abandonar la Unión Europea, tuvo la posibilidad de votar. Algo que se les impidió por ejemplo a aquellos británicos residentes desde hace más de 15 años en un país extranjero.

Era muy triste pensar que mi país ha decidido separarse de Europa cuando los beneficios son muchos para la población, la agricultura también ha dependido mucho de las subvenciones que hay en Europa...Esto ya es para el futuro de muchos muy triste, no solo para nosotros que vivimos aquí, es el limbo perfecto y no sabemos cómo resolverlo” trata de explicar Wilmot, que ha podido analizar desde la distancia cómo se ha fraguado el proceso del Brexit y su deriva.

“A nivel de logística y de papeleo es muy frustrante pero a nivel emocional es… ¿Dónde pertenezco?”, lamenta Charlotte. A su juicio, y en las diversas visitas que ha tenido la ocasión de hacer a su país de origen los delitos de odio se han recrudecido en los últimos años: “Muchas personas, una minoría espero, se ven con licencia para atacar verbalmente a personas que no están hablando inglés. Entonces este no es el país que yo disfrutaba, que ha sido multicultural durante miles de años”.

Paul Darwent es inglés, vive en España desde hace 21 años y desde hace 15 reside en Jimera de Líbar, donde regenta el bar “Allioli”. Un lugar que el pasado 31 de enero se llenaba de ciudadanos británicos para festejar el Brexit, o al menos para tratar de aligerar esa dolorosa transición. “El 31 de enero era un día muy triste para mucha gente, pero una ocasión muy importante en la vida, entonces dije, vale, vamos a tomar cerveza y a hacer una fiesta”, resume.

Una fiesta de despedida en la que no faltó la cerveza creada expresamente para el Brexit “Don’t leave me this way” [No me dejes así].

Darwent explica que ahora se siente como un ciudadano de segundas, ya que tanto su mujer como sus hijos son daneses y pueden disfrutar de más derechos que él. “¿Cómo se puede decidir algo tan importante como Europa con un sí o un no? Es imposible, muy complicado”, explica, al tiempo que defiende los valores de la Unión: “Para mí lo más importante de Europa es haber estado 70 años sin guerras”.

“Si vives en un pueblo en el norte de Inglaterra y estás en paro, piensas ¿qué te va a ofrecer la Unión? Entiendo que haya gente que piense así, y también hay muchos intereses económicos”, opina Richard Scrase, británico que vive desde hace más de 20 años en España.

También culpa al inmovilismo político de la victoria de los conservadores: “Si no puedes elegir porque todos los partidos están básicamente diciendo lo mismo, en las elecciones generales ganará el partido conservador con una mayoría aplastante, porque el partido laborista no es capaz de proponer una alternativa”.

El rondeño Juan Jordán vive en Londres desde hace cinco años y medio, donde trabaja como profesor de Educación Física, y subraya el clima de incertidumbre que se respira en la ciudad: “Nadie puede entender por qué la población decidió eso en referéndum. A lo mejor Londres no es el reflejo del país en general, aquí nadie entiende por qué ahora quieren cortar su libertad para viajar por Europa, estudiar en Europa ahora va a ser cada vez más difícil, el acceso a la sanidad en Europa…”.

En el hecho de que durante la campaña del Brexit hubo mucha desinformación coincide el rondeño Natalio Sánchez, residente en Londres desde hace siete años. “Hubo muchos datos que se dieron en campaña que después del referéndum se vieron que no eran reales”.

“Hay una cosa que tienen los británicos, que eso me gustaría que lo tuviéramos más en España, que es la confianza en sí mismos. Hay mucha gente que votó en contra del Brexit, pero incluso votando en contra y sabiendo todo lo perjudicial que va a ser, confían en ello, creen que esto va a salir, que el Reino Unido va a estar mejor, se va a hacer fuerte, va a poder competir contra todos y va a tener grandes acuerdos. Es sorprendente”, destaca Sánchez.

A la espera de conocer cómo se concretarán las negociaciones del Brexit con Bruselas, los ciudadanos británicos podrán seguir disfrutando de sus derechos como ciudadanos comunitarios hasta que acabe 2020, dentro del periodo transitorio estipulado por la unión.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería