Colaboradores

Las ciudades con futuro se planifican, ¿queremos una Ronda con futuro?

Delimitación del Casco Histórico de Ronda. // Ayuntamiento de Ronda

Delimitación del Casco Histórico de Ronda. // Ayuntamiento de Ronda

Artículo de opinión de Juan Diego Díaz Bautista

02 Aug 2019 - 10:32 // Charry TV Noticias

Juan Diego Díaz Bautista

Debo confesarles que desearía que este artículo generara al menos una pequeña reflexión entre la ciudadanía y la representación política de Ronda y la Serranía. En este sentido, me siento en la obligación de presentarme muy brevemente para que no existan dobleces ni suspicacias. Actualmente no vivo en Ronda por motivos laborales, pero me siento tremendamente rondeño por muchos motivos, entre otros, por ser la ciudad que me ha criado. En otro tiempo trabajé para un partido político que ya no existe y no tengo ningún interés partidista ni ninguna militancia. Aunque soy profesor de instituto, tengo formación en Ciencias Políticas, Planificación Estratégica Urbana y Desarrollo Local, y este escrito nace de mi preocupación y amor por esta ciudad y por sus habitantes, quienes son el corazón de esta. 

Hace unos días se aprobó en el Pleno Municipal de Ronda el inicio de los trámites para disponer de un PGOU que esté a la altura de nuestras necesidades. Mucho se escucha sobre las siglas PGOU pero a veces desvirtuamos su naturaleza. 

PGOU refiere a “Plan General de Ordenación Urbana”, un documento necesario que los municipios deben aprobar para poder desarrollarse y en el que se clasifica el suelo municipal, se determina qué régimen se va a aplicar al mismo y se definen los elementos fundamentales del sistema de equipamiento. Y he aquí donde nace mi preocupación y mi llamada a la reflexión.

¿Estamos de acuerdo en que las ciudades con futuro son las que se planifican? La respuesta debería ser un sí rotundo. Precisamente para evitar caprichos en la gestión urbanística y cierto caos, necesitamos un PGOU que ordene el desarrollo de la ciudad a nivel urbanístico. Pero, ¿acaso el futuro de la ciudad depende solo de planificar el urbanismo? Es decir, ¿el futuro de una ciudad depende únicamente de decidir dónde va una calle o dónde va un edificio público o dónde van a estar situados el polígono industrial y las zonas verdes? Claramente, no.

Pongamos un ejemplo: antes que decidir dónde vamos a poner el Centro de Recepción de Visitantes, debemos decir si es una prioridad para Ronda este Centro de Recepción y también varias cuestiones más: por qué lo necesitamos, para generar o conseguir qué, y cómo vamos a hacer que sirva para mejorar nuestra ciudad. 

Dicho de otro modo, antes que decidir cosas puntuales de manera aislada que afectan a los presupuestos y a la economía de la ciudad, es necesario saber qué tipo de ciudad queremos tener; en qué queremos basar nuestro desarrollo económico (es decir, si solo vamos a apostar por el turismo o vamos a apoyar el sector productivo y la agricultura); las sinergias o relaciones de beneficio mutuo que podemos tener con otras ciudades y municipios del entorno (para ayudarnos a mejorar juntos); qué carencias tenemos a nivel de bienestar social o en nuestras empresas (que el euro que se invierta no se vaya sin generar un retorno positivo); en definitiva, qué necesitamos como ciudad para que nuestras empresas crezcan, se genere empleo digno y de calidad, y vivamos en una ciudad que esté a la altura de llamarse “la ciudad soñada”.

Todo esto que acaba de mencionarse no se recogería en el PGOU sino en lo que podríamos llamar Plan Estratégico de Ronda: un documento guía que serviría para planificar otras políticas y otros planes como pueden ser el PGOU, el Plan Municipal de Turismo o un posible Plan de Desarrollo Local, entre otros. Sin embargo, como ya saben, vamos a iniciar los trámites para tener un PGOU y todavía no nos hemos puesto de acuerdo sobre qué ciudad queremos. Pongamos otro ejemplo: ¿queremos una autovía a Ronda-Málaga o nos interesa más Ronda-San Pedro o Ronda-Sevilla? Esta decisión no es menor e impacta directamente en el futuro de nuestra ciudad.

Si esto parece un poco abstracto, cerca de Ronda tenemos un caso de éxito en la gestión de una ciudad: Málaga. ¿Se han dado un paseo últimamente por allí? Aunque tienen todavía muchos elementos que corregir y reordenar, el avance de Málaga en muchos sentidos es evidente. ¿Su éxito? Su Plan Estratégico de Ciudad con el que han sido capaces de marcar unos objetivos comunes y unas fases de desarrollo para conseguirlos. Hubiera sido imposible sin un consenso o acuerdo mínimo de modelo de ciudad, en el que todos los partidos, todos los agentes económicos y toda la ciudadanía ha colaborado y sigue colaborando para hacer realidad lo acordado.

No nos engañemos. Un Plan Estratégico de Ciudad exitoso no se puede hacer de cualquier manera, y Málaga es un referente magnífico de cómo planificar estratégicamente el futuro de una ciudad y tener éxito. Buenas decisiones llevaron a crear varias instituciones públicas que son las encargadas de desarrollar, gestionar y alimentar esa estrategia: la Fundación CIEDES y la Fundación MADECA, entre otras, junto con un buen plan de comunicación y buenos liderazgos políticos. Estos son algunos de los ingredientes del éxito de Málaga. 

Nuestro actual gobierno municipal tiene la oportunidad, durante los próximos cuatro años, de marcar la diferencia y, a través de un liderazgo amable y prometedor, permitir que la ciudad se otorgue a sí misma un rumbo. 

Una de las formas que suelen utilizar los ayuntamientos para redactar un Plan Estratégico de ciudad es externalizando su redacción, contratando a empresas o asociaciones, pero la experiencia demuestra que esta vía no suele dar buenos resultados. Hablar sobre cómo hacer una planificación estratégica para Ronda, de las ventajas y los riesgos de una forma de planificación u otra, dan, como mínimo, para otro artículo. 

¿No parece un suicidio futuro retrasar el hecho de acordar en Ronda un Plan Estratégico local que dé sentido al PGOU y al resto de políticas? Sin saber adónde vamos y cómo queremos llegar, el dinero que gastamos desaparece sin medir su impacto positivo o negativo para la ciudad. ¿Imagina gestionar sin control y sin rumbo las cuentas de su hogar o de su empresa? ¿Verdad que no? 

De usted, rondeña o rondeño, representante político, empresario o empresaria, autónomo o autónoma, trabajador o trabajadora, desempleado o desempleada, joven o adulto, depende dejar el futuro de Ronda al azar o promover y participar en la decisión de planificar el futuro de nuestra ciudad. De usted depende si, donde dije digo, digo Diego, o si marcamos un rumbo y nos ponemos de acuerdo en unos mínimos.
Si está de acuerdo con tener un Plan Estratégico de ciudad, le animo a que se informe, opine, hable con sus representantes políticos, con sus asociaciones, agrúpese en plataformas o como quiera, pero hagamos algo. El futuro de Ronda está en nuestras manos. De usted depende.
 

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
José Luis Serrano Alcaraz
Me parece un excelente planteamiento,ya que los recursos de la ciudad se deben emplear de forma que los proyectos que se inicien tengan continuidad, independiente de la opción política que gobierne la ciudad, asegurando un retorno positivo para la ciudad de las inversiones.
02 Aug 2019 - 22:39
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería