Ronda > Seguridad

El asesino de María Esther Jiménez sale de prisión tras cumplir 8 años de internamiento

María Esther Jiménez Villegas en una imagen de archivo. // CharryTV

María Esther Jiménez Villegas en una imagen de archivo. // CharryTV

Los padres de la víctima no creen que “El Vaca” pueda reinsertarse en la sociedad y piden un cambio en la legislación para los delitos de sangre a menores

30 Aug 2019 - 16:34 // Charry TV Noticias

María José García / Manolo Guerrero

Ayer jueves salía del centro penitenciario Puerto III de Cádiz Rubén V.R., apodado en Arriate como “El Vaca”, después de haber cumplido una condena de ocho años por el asesinato en 2011 de María Esther Jiménez, de 13 años. 

Un día que la familia vive conmocionada: “Ya está fuera, ya puede hacer vida normal, porque esa libertad vigilada no es poner un policía las 24 horas con él”, sentencia Carmen Villegas, madre de la víctima, haciendo alusión a los cinco años de libertad vigilada decretados para “El Vaca”. 

“No creemos que se pueda reinsertar en la sociedad, siempre ha sido una persona problemática así que no creo que haya cambiado nada aunque haya estado en la cárcel”, sostiene Villegas, y añade:“Ojalá cambie la ley, sobre todo hacia los delitos de sangre a menores. Hemos entregado firmas a los padres de Sandra Palo para que los lleven a Estrasburgo, porque por nuestra situación no podemos desplazarnos.”

En 2011 los padres de María Esther denunciaron su desaparición y su cadáver fue hallado horas más tarde en la caseta de una piscina a las afueras del pueblo con el rostro desfigurado. El Vaca la había asesinado brutalmente, propinándole al menos tres golpes en la cabeza con una piedra de unos cuatro kilos, destroz. Le destrozó el cráneo y su cara era prácticamente irreconocible.

En los días posteriores El Vaca llegó incluso a acudir a las concentraciones de repulsa por la muerte de María Esther que tuvieron lugar en el pueblo como un vecino más, hasta que unos días después, y tras el hallazgo de huellas que lo vinculaban al delito, fue detenido. 

En marzo de 2018 la familia de la niña decidió abandonar Arriate y mudarse a Paterna, donde actualmente residen. El asesino de su hija fue condenado a ocho años de internamiento y cinco de libertad vigilada, la mayor condena que la Fiscalía puede solicitar para un menor.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería