Ronda > Educación

Dos alumnos del Martín Rivero premiados en el XXXIº Certamen de Jóvenes Investigadores

Los alumnos han presentado el proyecto de construcción de un detector de muones, partículas presentes en la atmósfera. // CharryTV

Los alumnos han presentado el proyecto de construcción de un detector de muones, partículas presentes en la atmósfera. // CharryTV

Daniel Montesinos y Adrián Fernández han logrado un segundo premio dotado con 3.000 euros por su proyecto para la construcción de un detector de muones cósmicos

20 Jun 2019 - 20:12 // Charry TV Noticias

Más imágenes

Daniel y Adrián expusieron su proyecto en inglés y competían frente a otras 39 investigaciones finalistas. // Marcos Naz
Daniel y Adrián expusieron su proyecto en inglés y competían frente a otras 39 investigaciones finalistas. // Marcos Naz

María José García
Los alumnos Daniel Montesinos y Adrián Fernández de 2º de Bachillerato del IES Martín Rivero han conseguido ganar uno de los diez segundos premios, dotado con 3.000 euros por la Secretaría General de Universidades, en el XXXIº Certamen de Jóvenes Investigadores que organizan el Instituto de la Juventud y los Ministerios de Ciencia, Innovación y Universidades, y el de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El objetivo de esta convocatoria es el de promover la investigación en centros docentes que impartan enseñanzas previas a la universidad mediante la concesión de distintos premios a trabajos realizados por sus estudiantes durante las etapas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato o Formación Profesional. 

Daniel y Adrián, que se medían en el certamen junto a otros 39 proyectos finalistas de toda España, han sido reconocidos por su proyecto de investigación para la construcción de un detector de muones cósmicos, coordinado por la profesora Carolina Clavijo, del que nos hablaban cuando consiguieron colarse en la final. En su proyecto también han contado con la colaboración del alumno Miguel Martín del IES Ítaca de Tomares (Sevilla). Los jóvenes rondeños expusieron en inglés su investigación durante el certamen celebrado en Mollina desde el pasado lunes hasta este jueves.

Junto con este premio, los tres alumnos han logrado un premio consistente en la estancia durante dos semanas en un centro de investigación del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), en la ciudad suiza de Ginebra. 

“Los muones son partículas que están constantemente bombardeándonos sin que lo sepamos, provienen de la atmósfera, que hay gente no sabe que es vital, porque sin ella moriríamos bombardeados por estas partículas”, explicaba Adrián. 

“El proyecto ha consistido en intentar construir un detector de muones lo más sencillo posible, para intentar evaluar la cantidad de muones que recibimos y darles algunas utilidades. Recientemente y gracias a esto descubrieron que había una cámara secreta dentro de una de las pirámides de Egipto, y sin este método probablemente no lo habrían conseguido. Tiene otros usos como estudiar si hay volcanes activos”, argumenta Adrián. 

Cuando Daniel supo que el proyecto había llegado a la final, contaba: “Es un reconocimiento bastante satisfactorio, porque nosotros iniciamos este proyecto el año pasado en colaboración con el IES Ítaca de Tomares (Sevilla) y hemos estado trabajando estos dos años juntos”. 

Este reconocimiento también tiene una nota reivindicativa que los alumnos no quieren dejar pasar: “Lo que hay que resaltar es que estas comunidades están presentando proyectos con alumnos que están en sus bachilleratos de investigación, que es algo que estamos intentando implementar en este instituto, y también hay que destacar la colaboración entre institutos que es fundamental para desarrollar proyectos de este tipo, y no solo desarrollarlo en centros aislados”, apostilla Adrián. 

Y recoge así una demanda, que dura ya años, de buena parte de los docentes que impulsan proyectos de investigación en bachillerato como es el caso del profesor de Física y Química, Marcos Naz.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería