Ronda > Sociedad

El Restaurante Flores cumple un siglo de vida

Los miembros de la familia Flores muestran el ejemplar que recoge las anécdotas del restaurante desde sus inicios hasta el día de hoy. // CharryTV

Los miembros de la familia Flores muestran el ejemplar que recoge las anécdotas del restaurante desde sus inicios hasta el día de hoy. // CharryTV

Los propietarios del emblemático establecimiento hostelero han conmemorado esta efeméride con la publicación de un libro que narra su evolución en los últimos 100 años

13 Aug 2019 - 12:55 // Charry TV Noticias

María José García

Uno de los establecimientos hosteleros emblemáticos de nuestra ciudad, el Restaurante Flores, ubicado en la céntrica avenida Virgen de la Paz, está de enhorabuena. El decano de los restaurantes rondeños cumple cien años y sus propietarios han querido celebrarlo con la publicación de un libro que recoge anécdotas, testimonios y la evolución de un negocio por el que han pasado varias generaciones de rondeños. 

“Este negocio que fundó mi abuelo Rafael Flores Carrasco en el año 1919 ha vivido muchas vicisitudes históricas que hemos padecido, en otros casos han sido momentos tristes, otros alegres, desde la dictadura de Primo de Rivera, la República, el periodo franquista y la actual democracia”, enumera Rafael Flores, quien cuenta además que el local en un inicio comenzó su actividad como el Café Ríos Rosas. 

Su padre Jesús echa la vista atrás y se congratula de haber continuado con la tradición familiar. “Estaba en casa de Doña Encarnación Romero, de allí pasé al Colegio Salesiano de Santa Teresa y a los 15 años me vine aquí a trabajar. Voy a cumplir 81. Me retiré porque veía que mis hijos tenían capacidad realizadora para llevar el negocio”, cuenta el hijo del fundador, quien hace patente su orgullo por la buena marcha del restaurante tras su retirada. “Yo era muy guapo, tenía pelo y 100 pesetas en el bolsillo que no me faltaban, y qué vejez estoy pasando más bonita”, admite sin complejos. 

Manuel es el actual gerente del local: “Ya son tres generaciones y con la de mi hija, una cuarta que está empezando. Yo empecé de chico con unos 15 años más o menos, me acuerdo que empecé en la parte de arriba, estaba la vivienda y el almacén de las bebidas. Recuerdo que empecé colocando botellitas de Coca Cola, de cerveza, me dedicaba a preparar las papas”.

Jesús tenía claro que se hacía necesario plasmar negro sobre blanco los 100 años de historia del Restaurante, su evolución histórica y vivencias. Algo que resultó sencillo, puesto que su hijo Rafael trabaja como coordinador de varias publicaciones en la Editorial La Serranía. “Aparte de los libros que ha escrito, aparte de que sigue siendo un fenómeno, Rafa me ha hecho este libro que es un orgullo y que me he leído ya ocho veces”, declara Jesús, quien asegura que en los años iniciales del negocio se servían alrededor de mil cafés diarios. 

“Hemos visto pasar desde los primeros tiempos, cuando Ronda era una ciudad agropecuaria y los clientes eran agricultores, ganaderos, gente de la Sierra que venían a comprar a la plaza, venían a los negocios y al comercio rondeño y que venían a tomar su guindita, su copa o su café; a lo que actualmente hay, que es el turismo, la primera industria de nuestra ciudad y en ello en cuerpo y alma nos hemos dedicado en estos últimos años”, mantiene Rafael.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario:
Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería