Ronda > Sociedad

Pilar y Dani, los novios que podrían cambiar su fecha de boda por la Goyesca

La pareja ha expresado al empresario Fran Rivera su molestia al verse obligados a cambiar la fecha de su boda. // CharryTV

La pareja ha expresado al empresario Fran Rivera su molestia al verse obligados a cambiar la fecha de su boda. // CharryTV

La pareja había previsto celebrar su banquete de bodas el 31 de agosto en el Hotel Catalonia Reina Victoria, que tradicionalmente acoge a los toreros

12 Mar 2019 - 17:41 // Charry TV Noticias

María José García

Pilar Conde y Dani Fontalba son los novios que han protagonizado involuntariamente el momento de discordia de la rueda de prensa de Francisco Rivera que tantas opiniones encontradas ha suscitado. 

Las declaraciones de este mediodía en las que el empresario de la Plaza de Toros confirmaba que la corrida Goyesca se celebrará el 31 de agosto ha inquietado a esta pareja, que ha fijado la celebración de su boda para este día en el Hotel Catalonia Reina Victoria. Un lugar en el que tradicionalmente se alojan los toreros y del que parte la comitiva de carrozas en este día grande para Ronda y su feria. 

Pilar interpeló a Rivera sobre la imposibilidad de que el hotel acogiese dos eventos de semejante magnitud un mismo día, a lo que este contestó sorpresivamente y con espontaneidad: “Yo si queréis os ofrezco mi casa, fíjate, para intentar ayudar… Lo siento en el alma, entended que para mí no ha sido una decisión fácil”. 

La pareja, pese a que ha calificado como “entendibles” las razones esgrimidas por el empresario por las que no puede modificar la fecha, se ha mostrado molesta por los compromisos que ya han asumido con profesionales y servicios contratados, e invitados al enlace.

“Ya están todos los locales ocupados, todas las señales dadas en todos sitios, yo tengo familia que viene incluso desde Londres, vienen familiares que tienen pensado alojarse en ese hotel y ya tienen vacaciones cogidas… Es que son muchos daños colaterales”, lamenta Conde. 

A estos inconvenientes se suma uno más que puede llegar a afectar a la lista de invitados: “Muchos de sus compañeros [de Fontalba] no podrían venir ese día porque trabajan obligatoriamente, (…) me da igual el sitio, quiero la boda que yo quiero con la gente que yo quiero”, zanja la novia. 

“Se trata de una boda no por lo civil, sino por la Iglesia, con todo lo que conlleva…”, añade el novio. Los novios han sostenido que barajarán todas las posibilidades, aunque entre ellas se incluya la de cambiar el día de la boda, para no hacerla coincidir con el día de la Tradicional Corrida Goyesca.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario: