Ronda > Sociedad

El periplo de una pareja rondeña en su boda al alquilar un coche histórico

Los novios a su salida de la Iglesia escoltados por agentes de la Policía local // Emergencias Sevilla

Los novios a su salida de la Iglesia escoltados por agentes de la Policía local // Emergencias Sevilla

Los novios contrataron un vehículo cuya licencia había caducado, por lo que tuvieron que ser escoltados por la Policía Local de Sevilla a su salida de la iglesia

02 May 2018 - 19:54 // Charry TV Noticias

El rondeño Manuel Avilés vivió en su boda un inesperado episodio con el que ni su esposa Olivia ni él contaban. La pareja había contratado un vehículo histórico para trasladar a la novia desde su domicilio en Sevilla hasta la Iglesia de San Antonio Abad y desde allí al lugar de celebración. Para la ocasión, alquilaron un flamante Ford A Phaeton, una de las 4.320.000 unidades que Ford fabricó entre 1927 y 1931.

Tras dejar a la novia en la Iglesia, este descapotable de tres marchas y 28 caballos de potencia estuvo circulando por las inmediaciones. Dos agentes de la Policía Local consultaron en marcha la matrícula a través de las bases de datos policiales confirmando que carecía de seguro obligatorio en vigor, por lo que dieron el alto en la Plaza del Duque. Allí pudieron comprobar la documentación y el contrato de alquiler, que no presentaba póliza de seguro en vigor.

En el lugar se personó un responsable de la empresa, solicitando un nuevo vehículo para finalizar el servicio y una grúa para retirar el vehículo inicial. La ceremonia avanzaba y se acercaba el momento de la salida de los novios a la puerta de la Iglesia. Para que las irregularidades de la empresa respecto a sus vehículos no afectasen a la celebración del evento, los agentes escoltaron el coche desde la Plaza del Duque hasta la Iglesia para que pudiesen finalizar la ceremonia como habían previsto. En este periodo, la empresa de alquiler habría llevado otro coche histórico a la calle San Laureano para hacer el cambio.

Tras la salida de la Iglesia y reportaje de fotografías, la pareja subió a su descapotable y al finalizar la calle, le esperaba un Rolls Royce Corniche, una de las 1233 unidades de esta berlina convertible en descapotable con transmisión automática de tres velocidades que fueron fabricadas desde 1971.

En este punto, se produce un nuevo episodio de irregularidades, ya que los agentes descubren que el Rolls Royce Corniche tiene la ITV caducada desde 1996. Tras denunciar esta infracción los agentes escoltaron el vehículo hasta el lugar de celebración desde donde sería retirado por una grúa de la empresa. Las irregularidades no cesan en este punto ya que tampoco la grúa tenía sus documentos en regla. Carecía de tarjeta de transporte, la ITV caducada desde 2016 por lo que también fue denunciada.

“La boda salió perfecta, la ceremonia, la celebración y todo. De hecho casi ningún invitado se enteró de la cuestión. Hicimos el esfuerzo por no enfadarnos ni agobiarnos, porque no era día para eso. Anécdota para la historia y el resto fenomenal”, asegura el novio, el rondeño Manuel Avilés.

La Policía Local ha abierto una investigación al respecto para esclarecer la situación y evitar nuevos episodios como el vivido el pasado domingo. Los agentes han realizado las diligencias oportunas quedando a disposición de los inesperados protagonistas de esta actuación por si estiman realizar alguna reclamación.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario: