Especiales

Visita a Ronda de Michelle y Sasha Obama

La Primera Dama y Sasha, paseando por las calles del casco histórico // CharryTV

La Primera Dama y Sasha, paseando por las calles del casco histórico // CharryTV

La Primera Dama de Estados Unidos y su hija Sasha disfrutaron de los encantos de nuestra ciudad.

03 Nov 2010 - 21:38 // Charry TV Noticias

Videos

Michelle y Sasha Obama visitan Ronda // CharryTV

La bicentenaria Plaza de Toros de la Real Maestranza, la Colegiata de Santa María la Mayor, la Casa de Don Bosco o la del Rey Moro son algunos de los monumentos que visitaron hoy la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y su hija Sasha, en la que es su cuarta jornada de vacaciones en Andalucía. Y lo han hecho guiadas en todo momento por un rondeño, Antonio Jesús Naranjo.

Tras salir esta mañana del hotel Villa Padierna, en Benahavís en el que están alojadas, llegaron sobre las 11.00 horas a Ronda en un vehículo oficial y no en helicóptero, como se había especulado días atrás.
El primer lugar que visitaron fue la Casa de Don Bosco, palacete modernista construido a inicios del Siglo XX y ubicado en pleno corazón del conjunto histórico de la ciudad, junto a la Cornisa del Tajo. Allí permanecieron durante aproximadamente media hora

Posteriormente, pasearon por el casco antiguo, cuyas calles se encontraban totalmente acotadas debido al fuerte dispositivo de seguridad. Así, ambas y su grupo de amigos pasaron por la plaza del Campillo y por la puerta del Palacio de Mondragón, haciendo una parada en la Colegiata de Santa María la Mayor, ubicada en la plaza del Ayuntamiento y que data del siglo XV, en la que entraron por una puerta lateral, la del Obispo.

Desde allí se dirigieron en coche a la Cuesta de Santo Domingo, que bajaron a pie para entrar en el Palacio del Rey Moro, situado dentro del recinto de la antigua medina musulmana, donde pudo ver los Jardines de Forestier; en este punto, Michelle Obama hizo algunas fotos y descansó en un banco. A continuación, entró en la mina, una empinada escalera de 365 peldaños excavada en el corazón de la roca que da acceso a un manantial que brota en el fondo del Tajo.
Subieron de nuevo la escalera y Michelle Obama estuvo conversando un rato con el dueño de la Casa del Rey Moro. Ya en coche, cruzaron el Puente Nuevo.

A su paso por el Puente Nuevo y la plaza de España y, ante el entusiasmo de vecinos y turistas que coreaban su nombre, la primera dama estadounidense, vestida con una blusa negra con listas blancas y un pantalón beige y con el pelo recogido, saludó con una amplia sonrisa. Poco después, la comitiva llegó a los jardines de Blas Infante, dirigiéndose al Restaurante del Escudero.

En este establecimiento entraron sobre la una de la tarde para almorzar, permaneciendo en él durante aproximadamente una hora y media. Personal del restaurante asegura que a la Primera Dama le gustó mucho el jamón serrano. Michelle Obama probó también nuestras famosas yemas de Ronda. De igual modo, resaltaron el trato "muy amable" que la Primera Dama ofreció a los trabajadores. Como obsequio, los dueños del restaurante le dieron un arca tallada a mano, de unos 80 años de antigüedad, que fue aceptada por la Primera Dama.

Una vez terminado el almuerzo, las Obama se dirigieron a uno de los más emblemáticos espacios de la ciudad, como es la plaza de toros, reconocida como una de las más antiguas de España y de las más monumentales que existen.

Poco antes de las tres y media de la tarde, abandonaban la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería, poniendo así punto final a su visita a Ronda.
Aunque fue mucha la expectación que suscitó la visita de la primera dama de EEUU, como lo demuestra que numerosos vecinos y turistas la siguieran en su recorrido por la Ciudad del Tajo, pocos pudieron verla y apenas unos minutos, debido al férreo dispositivo de seguridad.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario: