Colaboradores

La manifestación por la autovía va a ser un fracaso por culpa de los rondeños

Imagen de archivo del accidente de una autocaravana en la carretera de Campillos  // CharryTV

Imagen de archivo del accidente de una autocaravana en la carretera de Campillos // CharryTV

Artículo de opinión de José Juan Morales

26 Apr 2018 - 16:05 // Charry TV Noticias

José Juan Morales 

Soy aficionado del Atlético de Madrid. Desde que recuerdo, cada vez que un equipo rival saca un córner o tiene una falta peligrosa me digo: “Lo van a meter”. Nunca acierto cuando lo hago, por lo que procuro hacerlo siempre. Sobre todo desde que en un partido que jugamos en Lisboa se me olvidó ser agorero en un córner y la cosa acabó en tragedia de infausto recuerdo para todo el universo.

Otra cosa que me gusta hacer es cabrear a la gente. Provocar una reacción ante un comentario incómodo. Una reacción favorable a mis intereses, por supuesto. Una especie de psicología inversa sin ningún fundamento.
El domingo no va a ir a la manifestación por unas carreteras dignas ni el Tato. No van a ser ni cuatro gatos. No va a ir ni el Desnu para hacer fotos. Ni Perry Mason. De hecho, Soliarsa ese día no va a tener ni que limpiar del poco trasiego que va a haber por la Calle La Bola. Va a haber tan poca gente que Canal Charry va a dar descanso a toda la plantilla, no va a ser necesario que alguien vaya a grabar algo porque no va a ir nadie.

Todo esto tiene un motivo: Los rondeños no somos capaces de luchar por lo nuestro. En el fondo sabemos que a nuestra comarca la están dejando morir. Lo sabemos, pero para qué vamos a protestar. Sabemos que dentro de poco Ronda va a ser un pueblo de viejos, que no tiene un proyecto de ciudad. Sabemos que esto en unos añitos va a ser un parque temático para japoneses a los que los guías les dirán: “Aquí antes vivía gente, ahora, como veis, todo es campo”.

Pero eso nos da igual. Además, sabemos que empleamos el verbo morir y no siempre en sentido figurado por culpa de nuestras carreteras con más frecuencia de la que nos gustaría.No importa, no nos vamos a movilizar. Los políticos no nos hacen caso, qué más da que nos movilicemos.

¿Qué todos los grupos políticos han apoyado la movilización? Claro, pero eso es que el año que viene hay elecciones. Que a mí no me engañan. Pero yo, rondeño, no voy a perder el tiempo en protestar dos horas por la justicia, el presente y el futuro de nuestro pueblo, porque total, pudiendo echarle la culpa a ellos. Que para eso cobran, que solo sirven para robar.

Que no, hombre, que no. Si somos la ciudad española de más de 30.000 habitantes (aunque bajando) que más lejos tiene una autovía, mejor. Así los guiris se tienen que quedar a dormir porque no se pueden venir y volver en el día. No me digáis que no es una estrategia turística magistral. Y si les pasa como a Mick Jagger y se dan la vuelta antes de llegar porque echan la raba, ¿qué culpa tengo yo de que sean unos blandos?

Que me da igual, que no vamos a ir ninguno, que yo un domingo donde tengo que estar es en mi casa a gustito. Fíjate si somos cómodos que para lo único que nos hemos movido un poquito últimamente es cuando nos han hecho andar para subir desde el barrio. “Y zize cae er puente ze hace otro”. Pero que vaya yo, un domingo, por la mañana, que igual llueve, a pedir no sé qué de que los jóvenes se van y no vuelven porque aquí no invierte ni Cristo y no hay oportunidades. Estás tú que voy a ir. Ya mismo.



A las 12 en Martínez Astein.

Comentarios

Escribir Comentario Nombre: Email: Comentario: